El aseguramiento y la promoción de la calidad se han convertido en una de las tareas claves de la gestión de las instituciones de educación superior. Por ello, Universidad de Las Américas reconoce como uno de sus propósitos institucionales la instalación del Modelo de Aseguramiento de la Calidad Institucional.

El Modelo de Aseguramiento de la Calidad UDLA funciona en base a la interacción de tres componentes centrales: la evaluación de la coherencia institucional, la evaluación de la efectividad en el cumplimiento de los procesos misionales y la evaluación de la homogeneidad de la gestión institucional.

En el Modelo de Aseguramiento de la Calidad juegan un rol destacado los sistemas de información y el análisis institucional, ya que proveen de información relevante para la toma de decisiones en todas las líneas jerárquicas, articulando así los mecanismos de evaluación de coherencia y efectividad señalados. Los mecanismos de evaluación están referidos a:

  • Evaluación de la Coherencia Institucional: Se refiere al cumplimiento de la Misión y al avance hacia el logro de la Visión. El instrumento para su logro es el Plan de Desarrollo Estratégico. En términos generales, este se constituye por el aporte de cada unidad, proyecto, programa y servicio al logro de la Misión, Visión y propósitos institucionales establecidos en el Plan de Desarrollo Estratégico. Ello implica, además, articular estos propósitos y procesos con los objetivos, planes y metas de cada uno de los niveles de la Universidad.
  • Evaluación de la Efectividad de los Procesos Misionales: Este eje aborda de manera más específica el conjunto de procesos, programas y proyectos en los que se materializan los compromisos que la Universidad ha definido en su Misión. El Plan de Desarrollo Estratégico 2017-21 orienta con precisión la forma en que deberán cumplirse los compromisos que asume la institución en el ámbito de Docencia de Pregrado, Vinculación con el Medio e Investigación.
  • Evaluación de la Homogeneidad de la Gestión: Las tareas de seguimiento y monitoreo tienen un componente operacional que dice relación tanto con la verificación de la correcta ejecución de los procesos por las unidades responsables, como con la evaluación del correcto monitoreo y seguimiento de resultados institucionales.

Asimismo, considerando la necesidad de identificar, organizar y definir los diversos procesos asociados a la gestión institucional de UDLA, se han articulado los componentes del modelo en un Mapa de Procesos, los cuales, mediante su organización en Procesos Estratégicos, Procesos Misionales y de Apoyo, permiten tener una visión clara sobre la interrelación en los diversos ámbitos del quehacer institucional:

En el marco de la operación del Modelo de Aseguramiento de la Calidad, la Universidad somete a acreditación a aquellas carreras que la ley 21.091 así lo prescribe, y a certificación por agencias externas o autoevaluación validada por expertos nacionales a todas las demás carreras.